facebook logo icon twitter Instagram icon livemarks
968 67 00 00
German French English Spanish
0
0
0
s2sdefault

Horario: Martes y Jueves de 8'00 a 14'30 hrs. y los lunes por la tarde de 16'00 a 20'00 Archivero: Pedro Garrido Alcolea

ayto viejo 003 0Ubicación: Ayuntamiento (edificio antiguo), C/ Mayor, 26.  Código Postal: 30600

Teléfono: 968-670000. Ext.:1004

Servicios Archivo

Los Servicios que presta un Archivo tanto para los documentos históricos como para los administrativos son de dos tipos préstamo y consulta, según se trate de personas externas a la institución o de miembros de la misma.

  • Los funcionarios y concejales pueden solicitar directamente los documentos mediante un volante de préstamo, que deberá ser actualizado en caso de no ser devuelto el documento en plazo.
  • Para los ciudadanos el servicio es únicamente de consulta y, en su caso, reprografía. Es decir el acceso a los documentos se realiza en el mismo archivo y no pueden sacarlos de él. A la hora de recurrir al Archivo Municipal en búsqueda de una información lo primero que hay que plantearse es si el asunto es o no competencia del Ayuntamiento.

A título de ejemplos los Tipos Documentales de consulta más frecuente son: Licencias urbanísticas, Padrones de población, Actas de Plenos, Presupuestos, Patrimonio, etc...

Historia del Archivo

00031672 0El Ayuntamiento de Archena no dispuso de edificio propio hasta finales del siglo XVIII, concretamente en 1797. Hasta entonces las sesiones del concejo tenían lugar al salir de misa y se celebraban en la propia iglesia o en alguna casa particular. El arca de los documentos, el primer Archivo de la villa, se conservaba en la escribanía numeraria, un cuarto de la Casa de la Encomienda, que estaba frente a la iglesia. Las Salas Capitulares, un pequeño edificio en unos descubiertos junto a la Casa Grande, se inauguraron a finales del siglo XVIII.

Lamentablemente el nuevo ayuntamiento sufrió muy pocos años después, el 11 de agosto de 1813 una gran explosión provocada cuando se preparaba la rueda de pólvora para la celebración de San Roque, entonces patrón de Archena. Sólo quedó en pie la pared de poniente "el piso contenía la Sala Capitular, otro cuarto igual al de la cárcel y su archivo, colocado en la pared en forma de armario". Desde el principio se detecta en el expediente instruido al efecto, una gran preocupación por salvaguardar los papeles del archivo, al tiempo que se atendía a los heridos, cinco de los cuales fallecieron. Hay algunas referencias posteriores a que entre la documentación que se perdió tras el incendio eran muy abundantes los papeles de la Orden "todos los títulos que acreditaban las relaciones de Archena con la Encomienda se quemaron en el incendio de 1813".

Continuó existiendo un arca con las tres llaves para la seguridad de los fondos municipales. Tras la explosión del ayuntamiento se guardaba en "la casa del Sr. Llamas por su mayor seguridad por no serlo el cuarto que sirve de Sala Capitular". En 1872 tenemos constancia de una compra del "arca de las tres llaves que marca la ley por haber desaparecido la que había de tiempo inmemorial". En 1873, en pleno sexenio revolucionario el armario que contenía el archivo fue sellado por un delegado gubernativo y posteriormente descerrajado en sesión del ayuntamiento pleno para que el secretario interino pudiera formar inventario.

Hoja transferencia027 0Desde 1886 se proyecta la adquisición de un nuevo edificio para Casa Consistorial que finalmente será el de la calle mayor, propiedad del Marqués de las Almelas a quien se le compró en 1893. En él se ha depositado en exclusiva todo la documentación municipal hasta que, con la compra por el ayuntamiento de la Casa Grande (1991), varias habitaciones de ella pasaron a ser archivo. En 1995 se dividió el fondo, ubicándose el archivo histórico en la Casa de la Cultura y el administrativo en el ayuntamiento, hasta que desde mayo de 2002 se ha vuelto a unificar todo el archivo en el edificio de la calle mayor.

Las mismas Actas capitulares del Ayuntamiento de Archena se interrumpen entre el 30 de abril de 1820 y el 14 de julio de 1923, coincidiendo con el período del llamado "Trienio revolucionario". Sin duda los papeles se destruyeron de la misma forma que se destruyó la lápida constitucional. De buena parte del período republicano, de la Guerra Civil y de los primeros años de la posguerra, apenas hay documentación, salvo las actas capitulares, que eran demasiado valoradas como para hacerlas desaparecer. Al miedo a las represalias en estos vaivenes políticos, y a la conveniencia de ocultar información, se unen posteriormente actuaciones desidiosas, producto de la situación económica y social del momento, como la "venta de papel viejo" que se produce en 1951, tras realizar un inventario del archivo.

Del fondo documental del Archivo de Archena que ha llegado hasta nosotros, se deben destacar varias series:

  • La de las actas capitulares que se inicia en 1755
  • La de quintas en 1638
  • La documentación económica, con las cuentas de propios que arranca en 1641.

Las actas capitulares, documentación que podríamos considerar “estrella” puesto que recoge todos los acuerdos fundamentales para la vida del municipio, constituye una serie con muy pocas lagunas, conservándose incluso en el archivo de Archena las referentes a los años de la Guerra Civil, aunque eso sí, bastante edulcoradas. Los libros de actas, encuadernados desde antiguo, no sólo incluyen éstas sino también Reales Ordenes y cartas relevantes. También recogen los Autos de Buen Gobierno, normas generales que se repiten anualmente y que regulan aspectos de la vida cotidiana.

Los "libros del gasto menudo" recogen hasta la mínima cantidad pagada con los fondos municipales. Los presupuestos se inician en 1834. La serie documental sobre las quintas, también antigua y recientemente cerrada, está muy completa. Una serie bastante consultada es la de los padrones de población, que aunque tiene importantes lagunas permite la elaboración de árboles genealógicos.

deposito archivoLa única Contribución que se realizó a mediados del siglo XVIII con la finalidad de acometer una importante reforma fiscal, conocida como El Catastro de Ensenada, aporta datos sobre la población, y la contribución rústica y urbana, incluyendo planos parcelarios realizados a mano alzada. Esta serie documental ejemplifica perfectamente una característica básica de los documentos de archivo: su carácter seriado. El Catastro es en sí mismo, un interesantísimo documento, pero sólo un punto de partida para ver la evolución de la riqueza y la población de Archena, es decir, adquiere toda su validez informativa cuando se coteja con otros anteriores y posteriores.

Otra serie de causas judiciales, tanto civiles como criminales se inicia a finales del siglo XVII y llega hasta casi mediados del siglo XIX, cuando los ayuntamientos pierden sus competencias judiciales. El primer documento original de esta serie es un testamento fechado en 1666. La serie sobre Educación, aunque se mantiene abierta, tiene mucha menos trascendencia ahora que a principios del siglo XX, cuando los ayuntamientos tenían la competencia sobre la Primera Enseñanza, con lo que se conservan las inspecciones en las escuelas, los exámenes a los alumnos, etc... La consulta de la documentación de la Junta de Sanidad, también tiene gran interés.

El Archivo de Archena ha adquirido, como complemento de los fondos propios, microfilmes de archivos como el de Simancas o el Histórico Nacional documentos importantes para la historia de la villa, como las visitas de la Orden de San Juan o un pleito de 1512 que incluye la carta de población. Fundamental en este sentido es la consulta de los documentos reprografiados en el Archivo General de la Región de Murcia. Hay que mencionar también la existencia de varias cajas con fotocopias sobre causas judiciales relacionadas con los impuestos que debían pagarse a la Orden y pleitos sobre el agua, pertenecientes al Archivo de la Real Chancillería de Granada. El problema para acceder a esta documentación es que hay que dominar la paleografía porque la letra tiene bastante dificultad.

El fondo archivo de Archena cuenta con mas de 4.600 unidades de instalación con documentación original desde el siglo XVII hasta la actualidad. Además hay padrones y censos de población de gran formato, planos y un no muy extenso, pero interesante, archivo fotográfico. Recientemente se están incorporando al Archivo fotocopias y microfilmes con documentación de gran interés referida a Archena y conservada en Archivos Nacionales (Simancas, Chancillería de Granada, Archivo Histórico Nacional). La documentación más antigua es la de carácter fiscal y contable. La serie de actas capitulares se inicia a mediados del siglo XVIII, pero tiene una gran continuidad. Los padrones de población datan de la misma época y hay que destacar también las causas civiles y criminales del Antiguo Régimen (cuando los alcaldes tenían competencias judiciales, y actuaban como una especie de jueces de primera instancia e instrucción).

La mayor parte de las consultas se refieren a fondos recientes, de carácter administrativo, centrándose especialmente en las licencias de obra y apertura. Hay que tener en cuenta que el Archivo de Archena reúne en un único depósito todas las fases del archivo: central, intermedio e histórico, por lo que cuenta con algunas series que incluyen documentos de apenas un año de antigüedad.

El archivo cuenta con un inventario tradicional en fichas, volcado ya en su mayoría a una base de datos en Acces

Creatividad y desarrollo  logoSindec