Blogs de archena.es

blog de Pachi Amorós

La Virgen de La Salud y las Fiestas

Fiestas Las fiestas patronales de Archena se celebran en honor de la Santísima Virgen de la Salud y del Santísimo Sacramento del Altar, en una fecha lógicamente variable entre finales de mayo y mediados de junio. El primer patrón conocido de Archena fue San Juan Bautista, como correspondía a una villa perteneciente a la Orden Militar de San Juan de Jerusalén, también conocida como Orden de Malta. Con la gran peste que asoló la región en torno a 1760, el pueblo cambió a su patrón por san Roque, el abogado contra las epidemias.

La Carta de Población de Archena

Texto castellano en letra cortesana Hay un 11 de septiembre, próximo en el tiempo, que ha dejado una huella indeleble en buena parte de la humanidad: el de la caída de las torres gemelas neoyorquinas. Pero para la Villa de Archena esta es una fecha fundamental en su historia desde el año 1462, puesto que fue el día en el que la Orden de San Juan otorgó al lugar su Carta de Población.

Tierras de la antigua Algaida

Artículo escrito para el programa de Fiestas de La Algaida 2008

El grueso de las series documentales que se conservan en el Archivo Municipal de Archena arrancan a mediados del siglo XVIII y los documentos relacionados con La Algaida no son una excepción.

El primero del que tenemos noticia está datado en 1754 y se trata de una demanda interpuesta por doña Antonia Molina, viuda de don Juan de LLamas y vecina de Ricote, contra el vecino de Archena José Tornero Carrillo. La razón de la demanda nos acerca a un problema reflejado con mucho éxito en las películas del oeste, y que sin duda se ha repetido en todas las culturas: los conflictos que se generan entre agricultores y ganaderos cuando el ganado invade tierras de cultivo.

Breve acercamiento a las Comunicaciones Archeneras

Telefono antiguo

Archena siempre fue una villa abierta, receptora de turismo de salud mucho antes de que se inventara el término. Al menos desde el siglo XVI sabemos que eran muy frecuentes las visitas de forasteros, especialmente en primavera, que accedían a Archena por medio del barco que cruzaba el río, a falta de puentes (el primero se inauguró el 1 de septiembre de 1865) como los actuales. Por ahí transitaba la humanidad doliente, en expresión muy usada en el siglo XIX, buscando aliviar sus males con las aguas termales de los Baños.

El puente de Archena

vista del puente con el río y maleza La construcción de un puente que permitiera cruzar el Segura con una mayor comodidad y sin depender de una barca y un muelle que con frecuencia quedaban fuera de servicio con las crecidas del río, fue una vieja aspiración de los archeneros.

En realidad el puente venía a sustituir al bien de propios mas preciado, probablemente por ser el mas necesario: la barca, cuyo disfrute era gratuito para los vecinos de la Villa.

Ordenanzas del Heredamiento de Regantes

río con arbustosLa historia de Murcia está estrechamente ligada al agua. Al estar ubicada en una zona semiárida, con escasas lluvias, el aprovechamiento del agua del Segura ha resultado vital para el desarrollo de la región. Desde la Edad Media hasta el mismo día de hoy los murcianos se han preocupado por obtener, conservar, repartir y utilizar racionalmente un bien tan preciado. La infraestructura hídrica se remonta a la época musulmana, pero en los siglos posteriores se ha ampliado y mejorado el sistema de riego, permitiendo el desarrollo de la huerta.

Lo que aún no sabemos "Historia de Archena"

Archena vista desde la Cruz A partir de que, en 1990, Manolo Medina publicara su "Historia de Archena", se ha avanzado de forma notable en el conocimiento de la misma. Son numerosas las aproximaciones, algunas realizadas desde el mismo Archivo, junto a estudios mas serios como los recogidos en los cuatro Congresos del Valle de Ricote; también monografías y artículos ajenos a nuestra zona geográfica, han aportado valiosas informaciones.

El Ope

El opeEl Ope, situado al norte del término municipal, es el mas alto (276 metros) y el mas representativo y emblemático de los cerros que rodean a Archena. Su airoso pico, coronado por la Cruz es perfectamente identificable desde cualquier punto del término Las piedras calizas blancas de que está formado no facilitan precisamente la vegetación, aunque los mayores recuerdan perfectamente tiempos más húmedos en los que sus faldas albergaban un escaso arbolado de eucaliptos y pinos. Entonces la caza de conejos era muy abundante y se veían también numerosas zorras.

El sanatorio Spreáfico

Fachada del edificioAhora que el Ayuntamiento de Archena acaba de encomendar la realización de un busto en memoria de don Mario Spreáfico, ese magnífico médico y excepcional persona que permanece en el recuero de todos los archeneros, al menos los de cierta edad, puede ser un buen momento para acercarnos a un edificio singular: el sanatorio que llevaba su apellido y que continúa dando nombre a un popular barrio.

La creación de ese sanatorio. que venía a prestar atención gratuita a los pobres, y ponía especial énfasis en la medicina preventiva, obedeció a una iniciativa de un grupo de personas particulares que contaban también con ciertas aportaciones institucionales. En el Ayuntamiento Pleno del Ayuntamiento correspondiente al 22 de junio de 1926 se alude a la colaboración del mismo con la suscripción popular para exteriorizar el agradecimiento del vecindario al médico Don Mario Spreáfico por prestar los servicios de su profesión de un modo gratuito a todos los enfermos pobres de esta villa.

El arca de las tres llaves

ANTIGUA ARCA METÁLICA DE TRES LLAVESLos Reyes Católicos no solo unificaron la Corona de los distintos territorios que actualmente conforman España, sino que establecieron las bases de la organización del Estado Moderno, reglamentando numerosos aspectos de su Administración. Una Pragmática dictada el 9 de junio de 1500 disponía "la obligación de los Corregidores a haçer casas de Conçejo y carçel do no la hubiere y arca en que se custodien los privilegios y escrituras y los libros de leyes del Reyno". Con esta nomativa se institucionaliza la famosa "arca de los privilegios" con tres llaves, que servía de depósito seguro para la documentación municipal, cuya custodia quedaba repartida entre el alcalde mayor o justicia, uno de los regidores y el escribano del Concejo. Este debía controlar la devolución de cualquier papel que se hubiese sacado.