El nuevo puente de Archena aumentará la movilidad y la seguridad vial en la principal arteria de entrada a la localidad

puentepuente La Comunidad, a través de la Consejería de Presidencia y Fomento, construirá un nuevo puente sobre el río Segura en Archena y preservará el puente actual metálico como vía de servicio en circulación de salida para aumentar la capacidad de movilidad de la principal entrada a la localidad desde la autovía A-30.

El Consejero Pedro Rivera y la Alcaldesa de Archena, Patricia Fernández, coincidieron en que  esta actuación "será pronto una realidad" y consistirá en el desdoblamiento del puente actual, ubicado en la carretera regional RM-554, para dar solución a los problemas de embotellamiento en la principal entrada del municipio. Esta actuación contará con una inversión de unos 4,1 millones de euros, financiados por la Administración regional.

Rivera, que visitó esta mañana a Archena, junto a la Alcaldesa Patricia Fernández, presentó a vecinos y empresarios del municipio esta actuación, que mejorará la comunicación y la seguridad viaria de Archena, puestas al servicio del desarrollo económico con el fin de aumentar las potencialidades empresariales y turísticas del municipio.

"Esta actuación dará salida y entrada a Archena en este céntrico punto de manera simultánea, sin necesidad de alternar los sentidos de tráfico", explicaron y resltaron que está previsto iniciar las obras antes del verano y concluirían a final de 2019.

Para construir la nueva infraestructura se instalará un tablero de puente en paralelo al existente, que contará con una estructura de hormigón y no supondrá un elemento perturbador de la vista del puente de hierro, de manera que no le quitará protagonismo. Se trata de un puente 660 centímetros, que incluirá un arcén interior, carril de vehículos, una acera y un pretil-barandilla.

Pedro Rivera indicó que para enlazar el nuevo puente se ejecutarán dos curvas de radio mayor de 100 metros dentro del espacio urbano existente, "lo cual es técnicamente posible y es una solución adecuada para el tráfico y velocidad de la vía". Además, se eliminará el cableado eléctrico sobre el puente, a fin de poder disponer del gálibo necesario, soterrando el tendido y trasladando fuera de los estribos los entronques aéreos subterráneos.

Asimismo, se restaurará el puente actual metálico, que cuenta con una protección especial en el planeamiento urbanístico, "para poner en valor esta infraestructura ya que, con la solución planteada por la Consejería, reduciremos el tráfico sobre el mismo a la mitad de lo que soporta en la actualidad, lo que alargará su vida útil", explicó Rivera. Los trabajos supondrán actuaciones de refuerzo, reparación y embellecimiento y sólo será preciso el desmontaje y la retirada de la acera volada, que sobresale de la estructura principal y que no forma parte del proyecto original.